PRODUCTO NUEVO

Fosmin ® plus

Tabletas recubiertas

Tratamiento de osteoporosis

COMPOSICIÓN CUALICUANTITATIVA

Cada TABLETA semanal RECUBIERTA de Fosmin contiene:

Ácido alendrónico

70 mg

(como alendronato monosódico trihidrato)

Excipientes, c.s.p.

 

Cada TABLETA diaria RECUBIERTA de Calfomin-D3 Forte contiene:

Citrato de calcio tetrahidratado

1500 mg

(equivalente a 315 mg Ion calcio)

Colecalciferol (vitamina D3)

400 U.I.

Excipientes, c.s.p.

 

INDICACIONES Y USOS: Tratamiento de la osteoporosis en mujeres posmenopaúsicas. Tratamiento de la osteoporosis en varones.

ACCIONES FARMACOLÓGICAS: El ácido alendrónico, es un bifosfonato sintético de segunda generación con capacidad para inhibir la actividad de los osteoclastos, reduciendo así el recambio óseo. Los estudios han demostrado que el hueso formado es histológicamente normal. Esta inhibición de la actividad osteoclástica se traduce finalmente en un incremento progresivo de la masa ósea.

El hueso es el mayor depósito de calcio en el cuerpo humano. Existe un activo intercambio entre los huesos y el líquido plasmático. El calcio es un elemento esencial para la función de varios sistemas y aparatos del cuerpo humano como los músculos, sistema nervioso, cardiovascular, renal, entre otros. Como la presencia de calcio es vital para la función de nuestro organismo. cuando existe una deficiencia en el plasma, debido a una baja ingesta o algunas alteraciones orgánicas, la necesidad es cubierta por el calcio óseo. Para mantener los niveles adecuados de calcio en el hueso y así su calidad, es necesario tener un adecuado aporte por vía oral en forma diaria. La absorción de calcio en el intestino es modificada por varios factores, tales como los niveles de calcio en sangre, pH gástrico, presencia de fibras o fitatos. Aproximadamente, un 25% del calcio ingerido por la vía oral es absorbido en el intestino delgado dependiendo de la presencia de la vitamina D activada.

La vitamina conjuntamente con la calcitonina y la paratohormona controlan la homeostasis del calcio corporal. La vitamina D ha demostrado favorecer la absorción de calcio y del fósforo a nivel del tracto intestinal, participar en la remodelación ósea liberándolas en la circulación yaumentar a nivel renal la reabsorción tubular de calcio y fósforo.

CONTRAINDICACIONES

Ácido alendrónico

Excepto bajo circunstancias especiales, estos medicamentos no deben ser usados cuando los siguientes problemas médicos existen:

• Enfermedades gastrointestinales: Gastritis. duodenitis, reflujo gastroesofágico, hernia hiatal, úlcera péptica o episodios de disfagia y/o pirosis. Alendronato puede exacerbar estas condiciones.

• Función renal con una depuración de creatinina menor a 35 mL por minuto. No es recomendado su uso debido a que su eliminación puede estar reducida.

• Hipersensibilidad al alendronato.

El riesgo/beneficio debe ser considerar cuando los siguientes problemas médicos existen:

• Hipocalcemia o deficiencia de vitamina D. El ácido alendránico puede exacerbar estas condiciones. La hipocalcemia y la deficiencia de vitamina D deben ser corregidas antes de iniciar la terapia con ácido alendrónico.

Citrato de calcio más vitamina D3

Excepto bajo circunstancias especiales no debe usarse cuando los siguientes problemas médicos existen:

• Hipercalcemia (primaria o secundaria), hipercalciuria y/o cálculo renal: Existe riesgo de exacerbación.

• Sarcoidosis: Puede potenciar la hipercalcemia.

El riesgo/beneficio debe ser considerado cuando los siguientes problemas médicos existen: Deshidratación o desbalance de electrólitos. Diarrea o malabsorción gastrointestinal crónica. Insuficiencia renal crónica. Historia de cálculo renal. Pacientes con idiosincrasia e hipersensibilidad a cualquier componente.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS

Ácido alendrónico

Su absorción puede ser interferida, si este es ingerido junto a alimentos, suplementos nutricionales (calcio) o medicamentos (antiácidos), por lo que se advierte que su ingesta deberá ser 30 a 60 minutos antes de cualquier tipo de alimento.

El uso de ranitidina intravenoso duplica la biodisponibilidad del ácido alendrónico oral; su significado clínico aún no es conocido.

Un incremento en la incidencia de eventos adversos a nivel del tracto gastrointestinal superior fue reportado en personas que tomaron más de 10 mg ácido alendrónico al día, asociados a estos compuestos salicilados. Los antiácidos reducen la absorción del ácido alendrónico. El uso concomitante de ácido alendrónico con aminoglucósidos incrementa el riesgo de hipocalcemia. Las sales de calcio reducen la absorción del ácido alendrónico. El hierro reduce la absorción del ácido alendrónico.

Citrato de calcio + Vitamina D3

Algunos medicamentos pueden ser modificados en su absorción ante la presencia de calcio en altas dosis; por ello, se sugiere administrarlo 1 o 2 horas luego de su ingesta. El alcohol, la cafeína y el tabaco en altas dosis pueden disminuir su absorción.

• Antiácidos conteniendo aluminio: El uso concomitante puede aumentar la absorción de aluminio.

• Agentes bloqueantes de los canales de calcio: Se podría reducir la respuesta del verapamilo y otros agentes.

• Alimentos con fibra, granos, cereales o fitatos: Utilizados en altas dosis, pueden producir una reducción en la absorción de calcio.

• Diuréticos tiazídicos: Altas dosis de calcio podrian inducir una hipercalcemia por reducción de la excreción de calcio.

• Estrógenos: Se ha descrito un incremento en la absorción de calcio.

• Etidronato: Se podría interrumpir su absorción, se advierte a los usuarios tener un lapso de 2 horas entre la ingesta de estas dos sustancias.

• Fenitoína: Se tendría una disminución de la biodisponibilidad de ambos. Se debe administrarlos con un intervalo de 2 o 3 horas.

• Fluoroquinolonas: Se puede reducir la absorción por su efecto quelante, reduciendo así la concentración de quinolonas en suero y orina.

• Fluoruro de sodio: Forma complejos no absorbibles, disminuyendo la absorción de ambos, por lo que deberán administrarse con un intervalo de 2 horas.

• Hierro: Se disminuye la absorción de hierro, debiendo administrarse hasta con 2 horas de intervalo.

• Preparados conteniendo calcio o magnesio: Se podría incrementar las concentraciones séricas de calcio o magnesio sobre todo en pacientes con insuficiencia renal, produciéndose hipercalcemia o hipermagnesemia.

• Productos lácteos y bicarbonato de sodio: El uso concurrente excesivo y prolongado con suplementos conteniendo calcio puede resultar en un síndrome álcali.

• Tetraciclinas: Podría disminuirse su absorción por la formación de complejos no absorbibles o los incrementos de pH gástrico. Debiendo tener un intervalo en su administración de 1 a 2 horas.

• Vitamina A: Dosis elevadas y superiores a 25 000 U.I./día pueden estimular la pérdida de masa ósea y obstaculizar los efectos del calcio y producir hipercalcemia.

• Vitamina D, calciferol y calcitriol: En altas dosis se podría producir una excesiva absorción de calcio a nivel intestinal.

PRECAUCIONES

Ácido alendrónico

• Mutagenicidad: El ácido alendrónico no fue genotóxico en el ensayo de mutagénesis microbiana in vitro con activación metabólica y sin ella, en un ensayo de mutagénesis de células.

• Embarazo/Reproducción/Fertilidad: Estudios en ratas muertas y machos que recibieron dosis de ácido alendrónico oral de hasta 5 mg/kg/día no encontraron efectos sobre la fertilidad.

• Embarazo: Estudios adecuados y bien controlados en humanos no han sido llevados a cabo.

Categoría de embarazo: C.

• Lactancia: No se ha probado la presencia de ácido alendrónico en la leche materna en humanos, pero se detectó dentro de la leche en ratas después de una dosis intravenosa.

• Pediátricos: No existe información sobre los efectos del ácido alendrónico en pacientes pediátricos. La seguridad y eficiencia no han sido establecidas, por lo que no está indicado su uso en niños.

• Geriatría: Los estudios no han demostrado problemas específicos en este grupo etario.

Citrato de calcio + Vitamina D3

La ingesta prolongada de sales de calcio, puede producir cuadros de hipercalcemia e hipercalciuria. Debe monitorizarse las alteraciones en los niveles sanguíneos del calcio con determinaciones de presión arterial, electrocardiograma, concentraciones séricas de magnesio, hormona paratiroidea, fosfato, potasio, función renal. Monitorizar concentraciones de calcio y calcio ionizado. Deterrninar la concentración urinaria de calcio.

Se ha observado en estudios de poscomercialización de bifosfonatos, que los pacientes que reciben tratamiento por vía endovenosa, hay un incremento de osteonecrosis de mandíbula, principalmente en aquellos pacientes que reciben tratamiento de curaciones dentales. Por tal motivo, los pacientes que van a iniciar una terapia con estos medicamentos deben realizar con anticipación cualquier tratamiento dental, para evitar este tipo de complicaciones.

También se han observado arritmias auriculares en pacientes que reciben tratamiento con bifosfonatos, razón por la cual se debe realizar un control cardiovascular adecuado en los pacientes en terapia con bifosfonatos.

Los pacientes que están en tratamiento con bifosfonatos para osteoporosis pueden desarrollar dolor óseo, anticuar o muscular severo. El dolor puede aparecer días o meses después de iniciar el tratamiento en pacientes que toman bifosfonatos.

INCOMPATIBILIDADES: No se han descrito.

REACCIONES ADVERSAS

Ácido alendrónico

Reacciones que requieren atención médica

• Incidencia más frecuente: Dolor abdominal.

• Incidencia menos frecuente: Disfagia, pirosis, irritación, dolor o ulceración del esófago, dolor muscular

• Incidencia rara: Erupción en la piel.

Reacciones que requieren atención médica, solamente si son molestas o recurrentes: Distensión abdominal, náuseas, flatulencia, diarrea, constipación o cefalea.

Citrato de calcio + Vitamina D3

Por vitamina D:

• Síntomas tempranos de toxicidad de Vitamina D asociada con hipercalcemia: Dolor óseo, constipación (usualmente más frecuente en niños y adolescentes), diarrea, somnolencia, sequedad de boca, cefalea continua, sed aumentada, frecuencia (especialmente en las noches) o cantidad de orina incrementada, latidos irregulares, pérdida de apetito, sabor metálico, dolores musculares, náuseas y vómitos (usualmente más frecuente en niños y adolescentes) y prurito.

• Síntomas tardíos de toxicidad de vitamina D asociada con hipercalcemia: Dolor óseo, orina turbia, conjuntivitis, disminución de la libido, calcificaciones ectópicas, fiebre alta, incremento de la presión arterial, sensibilidad aumentada de los ojos a la luz o irritación de los ojos. Latidos irregulares, prurito, letargia, pérdida del apetito, dolor muscular, náuseas y vómitos, pancreatitis, psicosis, rinorrea y pérdida de peso.

Por calcio:

• Incidencia rara: Síndrome de hipercalcemia agudo, cálculos renales calcificados.

• Síntomas tempranos de hipercalcemia: Constipación severa, sequedad de boca, cefalea continua, sed incrementada, irritabilidad, pérdida de apetito, depresión mental, sabor metálico y cansancio inusual.

• Síntomas tardíos de hipercalcemia: Confusión, somnolencia, presión arterial elevada y sensibilidad incrementada de los ojos. Latidos irregulares, rápidos o lentos, náuseas y vómitos, cantidad inusual de orina o incremento en la frecuencia.

ADVERTENClAS

Condiciones que afectan su uso

• Hipersensibilidad al ácido alendrónico.

• Embarazo: Estudios en animales han demostrado disminución de la ganancia de peso, incompleta osificación fetal, disminución de la supervivencia del feto y retraso del parto.

• Lactancia: No deberá de administrarse en mujeres de periodos de lactancia, ya que se halló ácido alendrónico en la leche de ratas.

• Otros medicamentos: Ácido acetilsalicílico o compuestos que contengan ácido acetilsalicílico.

• Otros problemas médicos como enfermedades gastrointestinales o daño severo de la función renal. En pacientes con insuficiencia renal en fase terminal puede desarrollarse hipercalcemia con la administración de calcio con las comidas.

Sistema cardiovascular

En estudios poscomercialización, se ha observado una posible asociación entre bifosfonatos y fibrilación auricular. Es necesario realizar evaluaciones cardiovasculares en los pacientes en terapia con bifosfonatos.

El mecanismo por el cual los bifosfonatos podrían causar arritmia o fibrilación arterial es confuso.

Sistema músculoesquelético: Se ha reportado casos de osteonecrosis de mandíbula en pacientes que usaron bifosfonatos. La mayoría de los reportes han sido en pacientes con cáncer tratados con bifosfonatos intravenosos y que recibian también quimioterapia y corticoesteroides. Sin embargo, también se ha reportado osteonecrosis de mandíbula en pacientes que recibieron bifosfonatos para el tratamiento de la osteoporosis o para la enfermedad de Pager.

La mayoría de los casos han estado asociados a procedimientos dentales como extracción dental y muchos pacientes tenían infección local incluyendo osteomielitis. Las características son variadas, como trastorno sensitivo local, dolor máximo facial, dolor dental, dientes flojos, exposición de hueso o deterioro de la curación, infección recurrente leve de los tejidos finos de la cavidad bucal, mal olor bucal.

El problema puede ser exacerbado en pacientes con historia de problemas dentales subyacentes como infección, extracción dental, o cirugía maximo facial.

El mecanismo por el cual los bifosfonatos inducen osteonecrosis no se ha aclarado completamente. Se ha reportado necrosis avascular de cadera; es posible que la osteonecrosis pudiera ser una enfermedad sistémica del hueso con manifestación inicial en la mandíbula. No se conoce ningún tratamiento eficaz y no hay consenso en el manejo de la osteonecrosis. La recuperación ósea puede ser gradual; sin embargo, ha habido informes de resolución curativa y completa de lesiones, varios meses después de la cesación del tratamiento.

Los pacientes que están en tratamiento con bifosfonatos para osteoporosis pueden desarrollar dolor óseo, articular o muscular severo. El dolor puede aparecer días o meses después de iniciar el tratamiento, en pacientes que toman bifosfonatos. La asociación entre bifosfonatos y dolores músculoesqueléticos severos no ha sido registrada de forrna eficaz por los profesionales sanitarios, retrasando el diagnóstico, prolongado el dolor y/o la discapacidad y la necesidad del uso de analgésicos.

Asimismo, después de descontinuar el bifosfonato algunos pacientes han experimentado un total alivio de los síntomas, mientras otros han experimentado una resolución incompteta o lenta, los factores de riesgo para daño musculoesquelético severo asociado con bifosfonatos y su incidencia son desconocidos.

Este dolor musculoesquelético severo está en contraste con la respuesta de fase aguda caracterizada por fiebre, frialdad, dolor óseo, mialgias y artralgias que acompaña la administración inicial de bifosfonatos intravenosos y puede a veces ocurrir con la exposición inicial a las dosis semanales o mensuales de bifosfonatos orales. Los síntomas relacionados con la respuesta de fase aguda tienden a resolverse dentro de varios días con uso continuado de la droga.

Los profesionales de la salud deben considerar si el uso del bifosfonato puede ser responsable de dolor musculoesquelético severo en los pacientes que presentan estos síntomas y deben considerar la descontinuación temporal o permanente del medicamento.

TRATAMIENTO EN CASO DE SOBREDOSIS

Ácido alendrónico: No se han descrito casos de sobredosis. Esta puede producir hipocalcemia, hipofosfatemia y reacciones adversas gastrointestinales como malestar gástrico, pirosis, esofagitis o úlceras. Se debe considerar la administración de antiácidos para fijar el ácido alendrónico. No se debe inducir al vómito, ya que se producirá una irritación gastroesofágica mayor y el paciente debe permanecer en pie.

Citrato de calcio + vitamina D3

Cuando las concentraciones de calcio en el suero son mayores de 2,9 mmol por litro (12 mg por 100 mL), se requiere hidratar al paciente con solución de cloruro de sodio al 9% y forzar la diuresis con furosemida o ácido etacrínico.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN

Vía de administración: Vía oral.

Dosis usual en adultos

Tratamiento de la osteoporosis en mujeres posmenopáusicas y varones:

La tableta semanal de Fosmin (ácido alendrónico de 70 mg) deberá tomarse una vez a la semana en ayunas, por lo menos 30 a 60 minutos antes del primer alimento, bebida o medicamento. La tableta semanal de Fosmin (ácido alendránico de 70 mg) sólo deberá ser acompañada de un vaso con agua pura (no mineral).

Luego de la ingesta de la tableta semanal de Fosmin (ácido alendrónico de 70 mg) se recomienda permanecer sentado o de pie y evitar recostarse.

La tableta semanal de Fosmin (ácido alendrónico de 70 mg) no deberá ser triturada o disuelta en la boca.

La tableta diaria de Calfomin D3 Forte (citrato de calcio 1500 mg + vitamina D3 400 U.I.), deberá ser tomada todos los días, de preferencia con la ingesta de alimentos, nunca junto con la tableta semanal de Fosmin (ácido alendrónico de 70 mg). La tableta diaria de Calfomin D3 Forte (citrato de calcio 1500 mg + vitamina D3 400 U.I.) se tomará 1 tableta por día, durante 7 días.

Dosis usual pediátrica

La seguridad y eficacia no ha sido establecida para el ácido alendrónico.

CONDICIONES DE ALMACENAMIENTO

Conservar en un lugar fresco y seco a temperatura entre 15 y 30 °C.

Mantener alejado de los niños.

Venta con receta médica.

FORMAS DE PRESENTACIÓN

Caja x 8; 16; 32; 40; 48; 64; 80; 96; 240 y 400 tabletas de FOSMIN® PLUS en empaque blister de aluminio/PVC+PVDC ámbar.

(Contienen 1 tableta toma sernanal de Fosmin (ácido alendrónico 70 mg) y 7 tabletas toma diaria de Calfomin D3 Forte (citrato de calcio tetrahidratado 1500 mg + vitamina D3 400 U.I.), en empaque blíster de aluminio/PVC+PVDC ámbar por 1; 2; 4; 5; 6; 8; 10; 12; 30 y 50 sobres de cartón foldcote.

REFASA S.A.C.

Calle Enrique Villanueva 105
Urb. Juan Pablo de Monterrico, Surco
Central telefónica: 610-3100